• Sin orden de desalojo y demolición la SEDEMA llegó a destruir casas y comercios. 

Por Javier Ruiz

El 5 de agosto llegó personal de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA) acompañado de elementos de seguridad ciudadana, a San Miguel Topilejo a la altura del kilómetro 30 de la carretera federal a Cuernavaca, con intención de desalojar a cuatro familias que adquirieron terrenos donde construyeron sus casas, así como a comerciantes establecidos en los terrenos vendidos. 

Debido a que los habitantes de San Miguel Topilejo, dedicados tradicionalmente a la siembra de temporal, han visto afectada por el cambio climatológico la producción de maíz, haba, calabaza y papa que ahí siembran, se han enfrentado a la necesidad de vender parte de sus terrenos ubicados en una zona ejidal.

Bardas destruidas por elemento de SEDEMA.

Cabe señalar que este operativo se llevó a cabo sin órdenes o notificaciones de desalojo. Sin embargo, derrumbaron algunas bardas de las cuatro casas-habitación afectadas. Los habitantes reaccionaron a la agresión y cerraron la carretera federal a Cuernavaca desde ese momento y hasta el día siguiente por la mañana, informó el señor Alfredo, nativo de San Miguel Topilejo. 

Gracias a la unión del pueblo, lograron impedir que destruyeran esas casas y dos locales que estaban en construcción. 

Debido a esta situación, ejidatarios, comuneros y representantes del medio ambiente, dialogaron y acordaron que no habría más demoliciones, construcciones o clausuras, hasta que se llegue a una solución. 

Locales comerciales afectados en agosto de 2021.

Se espera que las autoridades de la Ciudad de México den fecha para llegar a un acuerdo en el que se consideren los límites territoriales y se determine qué terrenos podrán ser vendidos o en cuáles estará autorizado construir. 

El señor Alfredo señala que es importante dar certeza jurídica a compradores y habitantes. Actualmente tienen miedo de que las autoridades lleguen nuevamente a derrumbar las viviendas que con mucho sacrificio construyeron y que son su patrimonio. 

El pueblo está harto de tanta injusticia, es por eso que realizaron el cierre de la carretera federal a Cuernavaca a la altura del kilómetro 30 y más tarde en el 28. Si el gobierno continúa actuando así, seguirán manifestándose de esta misma forma en la entrada del pueblo de San Miguel Topilejo. 

Para concluir, el señor Alfredo mencionó que varios medios de comunicación están difundiendo información falsa, por lo que considera importante que los hechos se den a conocer con veracidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *