Director: Ridley Scott,

Género: Drama histórico

País: EU

Año: 2021

Fecha de estreno en México: 14 de octubre de 2021

Guión: Matt Damon; Ben Affleck; Nicole Holofcener

Fotografía: Dariusz Wolski

Música: Harry Gregson-Williams

Vestuario: Janty Yates

Elenco:

Matt Damon/ Sir Jean de Carrouges, Adam Driver/ Jacque LeGris, Jodie Comer/ Marguerite de Carrouges, Ben Afflek/ Conde Pierre d’Alençon.

Duración 2 hrs, 32 mins

Foto: espinof.com

Por Diana Georgina Durán

El último duelo, dirigida por Ridley Scott,  se desarrolla en 1386, en la Francia Medieval. Está basada en hechos reales y protagonizada por la famosa dupla Matt Damon y Ben Afflek, quienes empezaron a actuar muy jóvenes en “School Ties” en 1992 y además ganaron un Oscar como mejor guion por Good Will hunting.

Es una historia que aborda aspectos como el rol desvalorizado de la mujer, sin importar la condición social; la manera en la que el rey basaba la verdad en función de duelos a muerte, es decir, el que no moría en el enfrentamiento era inocente del cargo que se le imputaba ya que le atribuían al Dios, que todo lo ve, el poder de elegir al “inocente”, permitiéndole continuar con vida.

En este caso el duelo mortal es entre Sir Jean de Carrouges y el escudero Jacque LeGris, amigos de guerra que se vuelven contrincantes por el acto cometido en contra de Marguerite de Carrouges, esposa del primero.

La historia está dividida en tres capítulos, donde cada uno presenta su verdad con diferentes matices.

El personaje de Ben Affleck como el Conde Pierre d’Alençon juega un papel muy importante en la trama. Expone una vida de excesos, lujos y corrupción, durante el reinado de Carlos VI.

Esta producción cinematográfica retrata una sociedad machista en la que las emociones e inteligencia de las mujeres son inexistentes. Los importantes son los varones, preservar su linaje y apellidos.

El ultimo duelo tiene actuaciones magníficas, la variedad de escenarios como bosques y castillos muestran la majestuosidad de una época en la que los vestidos y las joyas eran elegantes y refinados, pero sobre todo discretos.

Un caso curioso que la película muestra es la diferencia entre las mujeres “de la vida galante” y las señoras de la casa, distinguiendo los escotes de sus vestidos con distintos tamaños, es decir, entre más escotado, peor era la reputación de la mujer. Los colores del vestuario de las primeras eran más llamativos y coloridos, mientras que el de las esposas nobles eran colores sobrios como azul y negro.

Destacan también las herramientas de trabajo y accesorios que se usan para montar a caballo.

La fotografía a cargo de Dariusz Wolski   y la musicalización a cargo de Harry Gregson-Williams, hacen que los espectadores nos sintamos parte de la película. El manejo de cámaras que captan las escenas desde distintos ángulos permite mirar los hechos desde el punto de vista de los personajes y hace partícipe al espectador de las vivencias, generando tensión y una especie de vínculo que le sensibiliza  con respecto a las situaciones violentas a las que una mujer puede ser sometida, mismas que definitivamente no pierden vigencia ya que en la actualidad siguen sucediendo.

La actriz Jodie Comer lleva todo el peso dramático de la historia, lo que vive hace que algunas mujeres se identifiquen con su personaje y que los espectadores empaticen con las mujeres que en la actualidad pasan por situaciones similares. Su rostro, al momento de interpretar realmente hace que se le ponga a uno la “piel de gallina”.

Sin duda se trata de una película que nadie debería perderse, pues aborda el maltrato a la mujer, una problemática existente a nivel mundial que requiere atención inmediata desde diversas posiciones como son la educación, prevención, legislación y atención capacitada a víctimas.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.