Partiendo desde tres disciplinas artísticas que son: plástica, fotografía y música, buscamos generar un espacio que esté enfocado en el desarrollo humano y creativo.

Por Adoración Esquivel Licea

Constanza Gómez Escalante es fotógrafa egresada de la Escuela Activa de Fotografía. Actualmente, cursa la carrera de artes visuales en la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda”. Su trabajó artístico inició con la fotografía en su mayoría son imágenes en blanco y negro presentando escenarios un tanto oníricos y/o nostálgicos e incluso surrealistas.

Durante un periodo, dejó sus estudios y estuvo viviendo en Oaxaca donde tuvo la oportunidad de trabajar en un taller de alebrijes y también conocer otros talleres de grafica, barro, cerámica, etc. De esta forma tuvo un mayor acercamiento a la artesanía y el arte popular. A partir de esto ha comenzado a explorar un poco otras técnicas y a jugar con los materiales para ver las posibilidades que cada uno de estos puede brindarle. Comenzó a trabajar con materiales reciclados, principalmente botellas de vidrio para intervenirlas y transformarlas en algo que pudiera resultar bello.

Constanza Gómez Escalante, fotógrafa y artista.

Ella considera que el arte se puede encontrar en todos lados, incluso en objetos que en algún momento pudieron parecer basura. Actualmente diseña manualidades y quiere realizar un arte accesible.

¿Cuándo te empezó a interesar el arte?

–No sé, siempre me ha gustado. Desde chiquita siempre cargaba libretitas y me la pasaba haciendo garabatos. Recuerdo mucho una vez que estaba con un tío y él se puso a hacerme dibujos en mi libreta y yo los copiaba. Me gustaba mucho como dibujaba, me resultaba increíble que una persona pudiera hacer cosas así.

Mi mamá nos llevaba mucho a los museos y nos hablaba de distintos artistas, jugábamos a identificar sus obras de acuerdo con el estilo de las pinturas.

¿Cómo te impactó tu tiempo en Francia desde un punto de vista artístico?

–En Francia tuve más acercamiento a ello en la escuela, porque como no entendía muy bien el idioma, la clase de arte era la única en la que realmente me esmeraba, además de que de por sí era algo que ya me gustaba. También me servía de refugio, ya que yo era bastante reservada. Estuve en el área de humanidades, así que tuve más acercamiento a todo eso.

Fue cuando la gente a mi alrededor me empezó a identificar más en un panorama de artista. Me empecé a hacer a la idea de que podía dedicarme a ello y durante esa época fue que comencé a fotografiar mucho. Me servía como medio de comunicación.

¿Qué tipo de trabajo fotográfico haces?

–Inicié con la fotografía digital pero una vez que me encontré con la análoga, ya no me volví a despegar de ella. Tiene una poética visual muy bella porque se presta mucho a la experimentación.

La fotografía me ha servido mucho para auto-explorarme y exteriorizar mis mundos interiores. Soy nostálgica, aferrada al pasado, así que es mi principal medio para guardar un poco de eso que a veces no quiero soltar. También he estado restaurando fotografías antiguas por herramientas digitales.

Así mismo, hago fotografía comercial, tengo un estudio junto con otras dos amigas llamado Casiopea Studio donde nos dedicamos a la fotografía de producto, retrato, moda, etcétera.

¿Tienes otros proyectos en puerta?

–Sí, junto con Osmar Arreortua y Esteban Barriga iniciamos un colectivo llamado Tres Virtudes “3VRTDS”. La idea es generar un espacio que esté enfocado en el desarrollo humano y creativo, partiendo desde tres disciplinas artísticas que son: plástica, fotografía y música. Cada una de estas materias corresponde a la especialidad de cada uno de nosotros. No queremos limitarnos en cuanto a forma ni métodos creativos, buscamos que a partir de la colaboración y el juego podamos explorar hasta dónde nos puede llevar el arte. Queremos experimentar con materiales, sonidos, nuestro propio cuerpo y descubrir todo aquello que somos capaces de crear y sobre todo compartir.

En esta etapa inicial sólo nos hemos dedicado a pintar botellas, intervenir objetos, elaborar aretes, bordados y murales, entre otras actividades.

Tengo la propuesta de hacer un arte más didáctico. Elaborar diferentes juegos de mesa con el fin de recuperar actividades de convivencia que además son muy buenas para ayudar al desarrollo cognitivo tanto de niños como de adultos. 

El siguiente proyecto es la elaboración de distintos instrumentos de percusión que en un inicio pensaba hacer con materiales orgánicos como semillas, ya que me gusta mucho el tipo de sonidos que éstos genera. Después descubrí que también disfruto de las armonías que proporcionan materiales como latas y vidrios. Así que finalmente va de la idea de tomar distintos elementos, que fusionados puedan generar ese efecto sonoro y jugar con ellos e intervenirlos plásticamente.

La artista plástica mencionó que en caso de interesarse en algún servicio, pieza o pedido especial se puede enviar mensaje directo a su Instagram @consge, donde aparece su contacto para que escriban por mensaje directo. El trabajo de Casiopea Studio lo pueden encontrar por Instagram como @casiopeastudio. El colectivo de Tres Virtudes también aparece en Instagram @3vrtds. Los trabajos de fotografía lo pueden encontrar en consgego.wixsite.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *